Mac & Cheese Vegano

Mac & Cheese Vegano

Kyle Rector and Brandon Myers

Ingredientes:

Para la pasta:

  • 12 onzas. macarrones (se puede usar cualquier pasta)

  • ¼ de cucharadita sal


Para la salsa de queso:

  • ¾ taza de semillas de marañon crudos (raw cashew), remojados en agua fría durante 4 horas o toda la noche

  • 1½ tazas de leche vegetal, sin azúcar

  • 2 cucharadas jugo de limon

  • ¼ de taza de aceite vegetal

  • 3 cucharadas pasta de tomate

  • 1 cucharada pasta de miso

  • ¼ taza de levadura nutricional (nutritional yeast)

  • 1 cucharadita cebolla en polvo

  • 1 cucharadita polvo de ajo

  • 1 cucharadita sal

  • ¼ de cucharadita pimienta blanca

  • 1 taza de trozos de queso cheddar vegano (por ejemplo, marca VioLife)

Para decorar:

  • ¼ de taza de pan rallado

  • 1 cucharadita de orégano seco

  • 1 cucharadita de albahaca seca

Instrucciones:

Precalienta el horno a 325 F.

Cocine la pasta según las instrucciones del paquete. Escurre la pasta pero no la enjuagues, para que conserve su almidón.

Mientras tanto, prepara la salsa de queso. En una licuadora, agregue todos los ingredientes de la salsa de queso. Mezclar hasta que esté suave.

En la sartén para cocinar pasta o en un tazón grande para mezclar, combine la pasta y la salsa de queso hasta que estén uniformemente cubiertos. Transfiera la mezcla a un molde para hornear antiadherente de 9 ”x9”.

Cubra la parte superior de la sartén con papel de aluminio (para evitar que se queme) y hornee por 20 minutos.

Mientras tanto, prepara la decoracion. En un tazón pequeño, combine el pan rallado, el orégano y la albahaca.

Cuando transcurran 20 minutos, retira el papel de aluminio y espolvorea la cobertura sobre los macarrones con queso. 


Hornee por otros 10 minutos, sin tapar.

¡Sirve inmediatamente y disfruta!

Esta cazuela merece su título de "macarrones con queso veganos perfectos". La elección de las especias complementa el sabor a queso de la levadura nutricional. Y la salsa cremosa y la cobertura crujiente se combinan para crear una textura deliciosa. Con una guarnición de verduras al vapor, es un alimento básico semanal y un bocadillo irresistible para nuestro niño pequeño.